Higiene bucal Página 2

09
enero
2017

Cómo cepillarse los dientes correctamente

Cómo cepillarse los dientes correctamente

¿Cepillas tus dientes correctamente? Quizás no tan bien como piensas. Descubre a continuación si lo estás haciendo mal y cómo corregir estos errores con nuestros consejos:

¿Cómo debe cepillarse los dientes un adulto?

Siguiendo las indicaciones del  Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de España, si tu cepillo es manual, comienza con la cara externa o visible de los dientes. Coloca el cepillo en perpendicular, un poco inclinado y muévelo suavemente desde la encía hacia el diente. Este movimiento, dependiendo de si estamos en la parte superior o inferior de la boca, será ascendente o descendente. A continuación, utiliza la misma técnica para la cara interior.

Después, nos encargamos de las caras triturantes, es decir, de la superficie con la que masticamos. Esta vez utilizamos movimientos horizontales adelante y atrás. Sencillo, ¿verdad?

Si, por el contrario, tu cepillo es eléctrico, lo tienes más fácil. Él se encarga de que el movimiento sea el correcto. Por tu parte, sólo debes ejercer una ligera presión sobre cada pieza dental durante unos segundos antes de continuar con la siguiente. Si el cabezal no es lo suficiente grande ve girándolo para cubrir todas las zonas del diente y caras.

Terminaremos en ambos casos con la lengua, que es donde más bacterias se acumulan. Debes sacarla y limpiar desde la parte posterior hacia adelante, como si barrieras. Así ayudas a prevenir el mal aliento o la caries y enfermedades periodontales como la gingivitis.

¿Cuándo y cuántas veces debes cepillarte los dientes?

Mínimo unas 2-3 veces al día, por la mañana y por la noche. Por supuesto, es «obligatorio» después de cada comida.

¿Durante cuánto tiempo?

2 minutos. Es el tiempo mínimo que debes cepillarte los dientes en cada sesión. Puedes utilizar un reloj o cronómetro para medirlo. A los más pequeños de la casa les gusta utilizar un reloj de arena que lo contabilice o bien una aplicación para móviles con temporizador. Tú eliges.

¿Qué pasta dentífrica deberías usar?

Las pastas con flúor son las más indicadas para adultos. Eso sí, utiliza poca cantidad, como la del tamaño de un guisante aproximadamente. Si nos sobrepasamos se genera mucha espuma y es más complicado cepillarnos. Te ha pasado alguna vez, ¿cierto?

¿Qué pasa con el cepillo de dientes?

Recomendamos un cepillo de cerdas suaves que no dañe el esmalte. Recuerda también que no es para siempre: su tiempo de vida útil es de unos 3 meses. Incluso si observas que se estropea antes, no lo dudes, cámbialo.

¿Debo usar algún otro complemento para limpiar mis dientes?

Terminar esta rutina de higiene con hilo dental y ocasionalmente con enjuague bucal puede convertirse en el complemento perfecto.

¿Los niños deben cepillarse los dientes igual?

No, con los bebés y los niños es distinto. En general, desde que aparece el primer diente y hasta los seis meses los padres deben limpiar la boca del pequeño simplemente con una gasa humedecida en agua. Hasta que cumplan al menos 6 años un adulto debe realizar el cepillado de los dientes y, más tarde, supervisar este ritual de limpieza. Para resolver más dudas, nuestro equipo de odontopediatría estará encantado de atenderte.

Nuestras recomendaciones son generales así que si te gustaría consultar un caso concreto, contacta sin compromiso y pídenos cita, ¡la primera consulta es gratuita!

¿Cuántos de estos consejos para cepillarte los dientes correctamente pones ya en práctica? Trata tu sonrisa con cuidado, el mismo que ponemos en nuestras clínicas dentales con cada paciente.

28
noviembre
2016

Los cuidados de la ortodoncia

Los cuidados de la ortodoncia

¿Necesita algún tipo de cuidados la ortodoncia? Tanto si eres un adulto o niño, como si llevas ortodoncia fija o removible la respuesta es afirmativa. ¿Por qué?  ¿Cómo debo hacerlo? Te lo explicamos a continuación:

La importancia de cuidar tu boca si llevas ortodoncia

Existen dos razones básicas para extremar los cuidados de la ortodoncia:

  1. Obtener mejores resultados

Este  tratamiento va a mejorar la maloclusión o posición de tus dientes además de corregir el estado de las encías y los huesos maxilares. Por eso, cuanto mejor cuides de tu ortodoncia, más efectivo será.

  1. Evitar otros problemas bucodentales

Si en los aparatos quedan restos de comida, a la larga, generan placa, esa sustancia pegajosa compuesta de bacterias que se adhiere a nuestros dientes. Es esa placa y no la ortodoncia, como erróneamente se cree, la que origina otros problemas bucodentales más graves como inflamación de las encías, halitosis o mal aliento y caries.

Recomendaciones generales para pacientes con ortodoncia

Toma nota de los siguientes consejos generales y consulta a tu ortodoncista en cualquier clínica Sanium para recibir asesoramiento personalizado:

  1. El cepillado

Si tu aparato es fijo debes cepillar tus dientes y el aparato después de cada comida o, como mínimo, tres veces cada día. Recomendamos utilizar un cepillo de cerdas suaves para llevarlo a cabo con delicadeza.

Por otro lado, si tu ortodoncia es removible como las de Invisalign® lleva cuidado al quitártelo y lávalo con otro cepillo distinto. Guárdalo siempre en una caja o un estuche para conservarlo en perfectas condiciones.

  1. Sé minucioso en la limpieza

Tómate tu tiempo para cepillar todas las superficies, especialmente en la zona donde la encía y el diente se unen. Para evitar que aparezcan manchas originadas por una limpieza deficiente es preferible usar una pasta de dientes con flúor.

  1. El hilo dental

Tras el cepillado utiliza a diario hilo dental como complemento de la limpieza. Hazlo con suavidad y lentamente para no dañar la ortodoncia.

  1. El enjuague bucal

Enjuagarnos la boca pone punto y final a este «ritual de limpieza». Gracias a él se elimina la placa o los restos de comida que se han quedado resguardados entre los dientes y la ortodoncia.

  1. La comida y la bebida

Los alimentos pegajosos como chicles o caramelos y los crujientes como las palomitas de maíz deberían desaparecer de tu dieta. Si no, aumentas el riesgo de que la ortodoncia se desprenda, se deforme o se rompa. Con los productos que sean duros como  las manzanas o el pan tostado, por ejemplo, debes comértelos en trozos pequeños para que no se estropee el aparato al morder. Eso sí, si usas una ortodoncia extraíble, no olvides quitártelo antes de comer.

Respecto a las bebidas es preferible que no tomes demasiados refrescos para mantener tus dientes sanos y fuertes durante todo el tratamiento. Además, no recomendamos las bebidas como el café por su efecto colorante.

  1. Atención con lo que muerdes

Olvídate de la costumbre de morder tus uñas,  las capuchas de los bolígrafos, lápices o los cubitos, por ejemplo, porque dañan la ortodoncia.

  1. Seguimiento y revisión periódica

Aplicando estos cuidados de la ortodoncia en casa junto a revisiones periódicas y un seguimiento personalizado en nuestras clínicas de Hellín, Villarrobledo y Albacete una sonrisa sana y bonita está asegurada.

Para conocer las recomendaciones más adecuadas sobre cuidados de la ortodoncia en tu caso sólo tienes pedirnos cita.

23
agosto
2016

Cómo superar el miedo al dentista

Cómo superar el miedo al dentista

Nerviosismo, inquietud, ansiedad e incluso pánico al dentista (lo que se conoce como «odontofobia») es lo que algunos pacientes experimentan con sólo pensar en acudir a la consulta dental. Conocemos 5 trucos que hoy compartimos contigo para superar el miedo al dentista:

  1. Niños

La primera experiencia en la consulta odontológica puede marcarnos para toda la vida. De ahí la importancia de que ese primer contacto de los niños sea tan cuidado y especial como en Sanium.

También es necesario que tú, como padre o madre, le hables a tu hijo sobre el dentista de una manera positiva. Así, la actitud del pequeño será colaborativa. Además, es fundamental que no le transmitas al pequeño temores o miedos para que esté tranquilo.

  1. Analiza tu experiencia

Recuerda tus visitas al dentista, ¿de verdad ha sido una experiencia tan negativa? Seguro que no. Y si lo ha sido, es porque no has estado en una clínica Sanium. En ellas prima la experiencia desde hace más de 15 años en el sector, que el ambiente es relajante y sin ruidos ni olores desagradables, que las técnicas han evolucionado y, gracias a la tecnología más avanzada, los diagnósticos y tratamientos son más precisos e indoloros que nunca.

  1. Miedo a lo desconocido

¿En qué consiste el tratamiento?, ¿existen otras alternativas?, ¿me dolerá? En Sanium te informamos ampliamente antes de poner en marcha cualquier tratamiento, explicando los procedimientos, tiempos de recuperación, etc. Esta es una de las razones por las que no sentirás ese «miedo a lo desconocido». No te pongas nervioso y realiza con total confianza las preguntas que creas oportunas para disipar tus dudas y temores. Nuestro equipo de profesionales te escuchará con atención y te tranquilizará.

  1. Temor al diagnóstico

Cuesta lo mismo pensar en positivo que en negativo, ¿verdad? Así que no te preocupes antes de que el odontólogo realice un diagnóstico definitivo de tu caso y evita una inquietud y ansiedad innecesaria. Ten en cuenta que, si existe un problema, ignorarlo no conseguirá que desaparezca. Así que, ¿por qué no tratarlo cuanto antes?

  1. Prevenir antes que curar, pero en compañía

Sabemos que el miedo al dentista retrasa o evita las visitas a la consulta. No obstante, debes ser consciente de que las revisiones periódicas para detectar posibles anomalías pueden ahorrarte problemas más graves en tu salud bucodental. Si es necesario, ven acompañado por algún familiar o amigo que te sirva como apoyo.

En Sanium la primera consulta es gratis así que, ¿por qué no aprovechas para superar el miedo al dentista?

11
agosto
2016

Consejos para prevenir la caries

Consejos para prevenir la caries

Resulta sorprendente pero, ¿sabías que casi el 100% de los adultos y entre el 60%-90% de los escolares tienen caries en todo el mundo? Son los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Como queremos que luzcas una sonrisa sana y bonita hemos preparado estos consejos para prevenir la caries:

¿Qué es la caries?

Esta enfermedad está originada por bacterias que erosionan el esmalte de nuestros dientes, los desmineralizan y debilitan. Si no son tratadas a tiempo continúan destruyendo desde la dentina hasta el interior del mismo, la llamada pulpa, y también el tejido que los rodea. Puede provocar un dolor intenso e incluso daños más preocupantes como la pérdida dental.

3 consejos para prevenir la caries en niños y adultos

Revisiones periódicas

En estadios avanzados de la enfermedad sentirás dolor y sensibilidad al frío y al calor. En estos casos deberías pedirnos cita cuanto antes. Sin embargo, al principio la caries no presenta síntomas apreciables por el paciente y es imperceptible para el ojo humano. Por eso es tan importante realizar revisiones periódicas a partir del primer año de vida en nuestras clínicas donde contamos con la tecnología necesaria para detectarla.

Recuerda que prevenir no tiene precio y tu primera visita en Sanium tampoco, es gratis.

Alimentación

Uno de los mejores consejos que podemos darte es que reduzcas el consumo de azúcares. Estos, convertidos por las bacterias en ácidos, son los principales causantes de la caries.

En tu lista de la compra no deberías incluir con demasiada frecuencia estos alimentos y bebidas: dulces, bollería, chocolate, galletas, bizcochos, tartas, chucherías, caramelos, refrescos y zumos procesados.

En su lugar, adopta una dieta mediterránea rica en verduras como la zanahoria (protector natural de nuestra boca), alimentos con alto contenido en fibra para estimular la producción de saliva que nos defiende de la caries, frutas no cítricas, como la manzana, que ayudan a limpiar los dientes y lácteos como queso y leche, ricos en calcio, que fortalecen el esmalte dental.

Pruébalo. No sólo tu salud oral te lo agradecerá.

Higiene bucodental

Bebés. La limpieza bucal se inicia cuando el bebé toma el pecho o el biberón, antes de que se produzca la erupción de los dientes de leche. Así, las encías se mantienen sanas y favorecen un crecimiento correcto. Hasta que tu hijo tenga un año utiliza un paño o una gasa húmeda para limpiar suavemente su boca.

Y, ¿cómo prevenir la caries del biberón? No endulces las tetinas de los biberones con azúcar o miel y no permitas que tu pequeño se duerma o esté en contacto con él demasiado tiempo.

Niños. Como adulto debes enseñar y supervisar cómo se lava tu hijo los dientes y educarlo para que lo adopte como hábito. Consulta con nuestros odontopediatras cuál es la pasta de dientes más adecuada para él porque los productos para adultos no son aptos para los niños.

Adultos. Cepíllate los dientes 2-3 veces al día con una pasta dentífrica con flúor que fortalece el esmalte. Usar hilo dental para eliminar los restos de placa también es buena idea para prevenir la caries.

Además, realizar una limpieza bucal (gratis en Sanium bajo prescripción médica) también es un complemento a tu higiene bucodental.

¿Cuántos de estos consejos para prevenir la caries conocías?