Blog

¿Tienes dificultad o molestia al masticar?, ¿sientes un chasquido al abrir o cerrar la boca?, ¿te duele la cabeza a menudo? Si sufres estos síntomas puedes padecer de una mala oclusión, conocida comúnmente como mordida incorrecta.  

 En muchas ocasiones el paciente sufre de una mordida incorrecta pero no es consciente de ello, por eso es necesario acudir al especialista de forma periódica para prevenir patologías mayores. En Clínicas Sanium te ofrecemos una primera revisión con diagnóstico completo ¡totalmente gratuita! Por lo que ya no tienes excusas para cuidar tu salud bucodental.  

Diferentes tipos de mordida  

Existen diferentes tipos de mordida que pueden causar patologías bucodentales, a continuación te las explicamos y te aconsejamos el tratamiento más adecuado:   

  1. Sobremordida. Es una de las patologías que más afecta a la estética del paciente, consiste en una superposición de los dientes anteriores superiores sobre los dientes frontales inferiores. El tratamiento recomendado por nuestros profesionales en estos casos es la ortodoncia para conseguir el retroceso de los dientes anteriores y el avance de los posteriores.  
  2. Mordida cerrada. El desgaste de los dientes considerado como un efecto de natural asociado al envejecimiento puede provocar este tipo de patología. El tratamiento recomendado para paliarlo son las coronas dentales.  
  3. Mordida cruzada. En este tipo de mordida los dientes inferiores se superponen sobre los dientes superiores. Puede causar también problemas estéticos como que la barbilla sobresalga más de lo normal. El tratamiento más indicado para este problema bucodental es la ortodoncia.  
  4. Mordida abierta. Esta patología se ocasiona cuando los dientes superiores e inferiores no logran unirse debido al contacto entre los dientes posteriores. Puede estar provocado por hábitos como hacer presión con la lengua, chuparse el pulgar…etc. En este caso también se recomienda la ortodoncia.   
  5. Protrusión. Se da en los dientes anteriores y es comúnmente conocida como “dientes de conejo”. Esta patología tiene unos efectos estéticos graves y puede causar un gran complejo a quien lo padece, además de otros problemas como la incapacidad para cerrar los labios y las deformaciones. Para combatir esta patología es aconsejable la ortodoncia y en el caso de mayor gravedad la cirugía.

Si estas patologías se agravan es necesario realizar una cirugía, pero en la mayoría de los casos es suficiente con un buen tratamiento de ortodoncia. En Clínicas Sanium podrás elegir entre diferentes tipo de tratamientos para corregir la posición de tus dientes: ortodoncia metálica; ortodoncia autoligable estética o metálica; ortodoncia estética o de zafiro; ortodoncia invisible con Invisalign y para los más pequeños ortodoncia invisible.  

Recuerda la importancia de acudir periódicamente al odontólogo para detectar posibles patologías bucodentales que puedan ocasionar problemas que afecten a nuestra salud general.