Blog

Estamos en verano, la época más calurosa del año en la que aumenta el consumo de helados, granizados y bebidas frías para mitigar el calor. Lo que, en principio, es un disfrute puede convertirse en todo un calvario para aquellas personas con sensibilidad dental que, o bien renuncian a disfrutar con estos alimentos, o bien sufren calambres cada vez que los ingieren.

Según el estudio llevado a cabo por GSK, con motivo del Congreso Mundial de Odontología, en España un 32% de la población adulta, está afectada por esta patología dental, que provoca un dolor grave, agudo y generalmente breve en los dientes, cuando se someten a algún estímulo frío, por ejemplo, cuando comen un helado o toman una bebida fría. Aunque parezca paradójico, esta patología no sólo se presenta con un estímulo al frío, también puede aparecer con alimentos o bebidas calientes.

Generalmente, y si no existen otras patologías asociadas, el tratamiento más indicado para solucionar este tipo de problemas es la endodoncia. Técnicamente podemos decir que consiste en la extracción del tejido pulpar del interior del conducto del diente que está infectado o enfermo. Es lo que coloquialmente conocemos como “matar el nervio”, pero en realidad va mucho más allá.

Con la endodoncia no sólo se evita ese dolor cuando tomamos cosas muy frías  o calientes, también podemos decir adiós a los flemones, tan molestos en el día a día, que no nos permite hacer cosas tan sencillas como disfrutar de una buena comida con los amigos o familia.

Clínicas Sanium recomienda hacerse revisiones periódicas

La sensibilidad dental es una patología que puede ser provocada por diferentes causas. Entre las más destacables se encuentran:

  • Traumatismos o lesiones.
  • Una caries prolongada en el tiempo y no tratada.
  • Dientes desgastados por malos hábitos como apretar demasiado la mandíbula o el bruxismo.

Estas causas no son de repentina aparición, por lo que los profesionales de las clínicas Sanium, recomiendan acudir al dentista de manera periódica, realizarse revisiones de manera regular y mantener una buena salud bucodental, para prevenir este tipo de patología dental. No se trata de una enfermedad grave, pero si no se toman medidas a tiempo, las causas que la provocan pueden ir empeorando y causar problemas bucodentales más importantes.

 ¿Por qué en Clínicas Sanium?

En la red de Clínicas Sanium, tanto en Albacete, Hellín y Villarrobledo, se incorpora el servicio de endodoncia rotatoria, la última tecnología en este tratamiento que garantiza un 20% más de durabilidad que la endodoncia estándar.

También contamos con el TAC dental 3D y el escáner intraoral 3D, que nos permiten observar con minuciosidad, cuáles son los problemas bucodentales a tratar.

Con esta tecnología el paciente puede ver en tiempo real como si de una fotografía se tratase sus piezas dentales, mientras que el doctor que le atiende, le va explicando cuáles son sus patologías. Nuestro objetivo es que el paciente, sea consciente en todo momento de cómo se encuentra su salud bucodental y esté informado de todo el proceso al que se va a someter.

La endodoncia es un tratamiento sencillo y rápido, se aplica anestesia local, en la medida que la intervención así lo requiera, por lo que es indoloro. Y el paciente puede volver a sus rutinas diarias de comidas y bebidas en muy poco tiempo.

En Clínicas Sanium, contamos con un equipo de profesionales que te aconsejarán de manera personalizada para corregir tu patología y ¡sacar tu mejor sonrisa!