Blog

Un estudio reciente publicado por la revista ‘Journal of Clinical Periodontology’ relaciona la periodontitis avanzada con las complicaciones derivadas del coronavirus. Según las conclusiones que recoge dicho estudio, unas encías infectadas e inflamadas son un factor de riesgo importante si se sufre un contagio grave por COVID-19.

Javier Amigó Badaji, cirujano implantólogo y periodoncista en Clínicas Sanium, señala en esta entrevista que “se ha demostrado que la salud bucodental está muy relacionada con la salud en general. Hay muchos estudios que relacionan la periodontitis con riesgos de sufrir ictus o diabetes tipo 2. Este nuevo estudio no hace más que relacionar de nuevo una enfermedad periodontal avanzada con este virus”.

“Es una relación basada en que la enfermedad periodontal genera una inflamación sistémica de los tejidos, de manera crónica. De esta manera, en la fase inflamatoria del COVID se dan los mismos indicadores moleculares, coinciden en ambas inflamaciones, y eso da un efecto acumulativo”, explica Amigó, que avisa que “esto hace que dé unas 9 veces más de posibilidades de fallecer por COVID o 4’5 veces más de opciones de entrar en una UCI”.

Hoy en día, la periodontitis es una enfermedad crónica que afecta mucho a los adultos en España. “Aproximadamente un 90% de los adultos tiene alguna enfermedad periodontal y España es el país europeo que más enfermedad periodontal tiene sin diagnosticar”, afirma el cirujano. Por ello, recomienda la visita a Clínicas Sanium, ya que “con una primera visita y un estudio periodontal podemos saber si el paciente tiene esa enfermedad crónica, que tratada y estabilizada nos permite tener unos resultados a largo plazo casi siempre esperanzadores”.

La importancia de la higiene bucodental

Javier Amigó recuerda que “la revisión anual debería ser obligatoria para la totalidad de la población y que es muy importante el control continuo de cualquier paciente, y más de un paciente periodontal”. En este sentido, señala que “es muy importante tener una buena higiene bucodental en casa”. Para ello, Amigó recomienda, por ejemplo, un enjuague bucal con un cloruro cipricinio o CPC, “que ha demostrado reducir la carga bacteriana del COVID-19 en boca en más de un 90%. Si lo hiciéramos todos a diario seguramente estaríamos hablando de un nivel de pandemia un poquito menor”.