Blog

No es algo nuevo que fumar es perjudicial, pero, ¿realmente conocemos los efectos del consumo del tabaco convencional o electrónico en la salud oral? Nuestro equipo de odontólogos cree que no, por eso hemos decidido repasarlos para concienciar a todos nuestros pacientes:

Los primeros efectos del tabaco en la salud oral

Los síntomas más característicos de esta adicción son:

  • Dientes amarillos o manchados por culpa, en su mayor parte, del alquitrán que contiene el tabaco. Se trata de una de las consecuencias más antiestéticas.
  • El número de fracasos de algunos tratamientos dentales se eleva si no se suspende este hábito durante el mismo. Así ocurre en el caso de los implantes.
  • Una intervención quirúrgica o cirugía puede ser menos eficaz y, además, empeora la cicatrización.
  • Boca seca o xerostomía. La nicotina dificulta La producción de saliva suficiente lo que genera esa sequedad bucal.
  • La probabilidad de sufrir enfermedades del periodonto crece porque nuestras encías tienen menos defensas ante las bacterias y se reduce el aporte sanguíneo a los tejidos. Por eso aparecen patologías como gingivitis e incluso periodontitis. La capacidad defensiva disminuye y aparece esta infección que debe ser tratada con tratamientos de periodoncia.
  • Mal aliento o halitosis. Se trata de otra de las consecuencias que genera más rechazo social con la que podemos ayudarte.
  • La estomatitis o inflamación de la mucosa bucal que se da especialmente en los fumadores de pipa.
  • La pérdida de piezas dentales se convierte en una posibilidad real: el hueso y los tejidos se pierden por la placa bacteriana y el sarro acumulados entre los dientes.
  • Los sentidos del gusto y el olfato se reducen. Es decir, los olores y sabores se atenúan.
  • La caries dental, otra de las causas de la acumulación de placa, aparece con más frecuencia quien fuma.
  • La candidiasis oral, conocida popularmente como hongos, aparece en forma de manchas blanquecinas en la lengua y en la boca.

Las consecuencias más graves de fumar para la salud bucodental

Todas las consecuencias de fumar son negativas para la salud bucodental, pero hay una que nos preocupa especialmente. Hablamos del riesgo de padecer cáncer oral que aumenta significativamente entre los fumadores. Si además le añadimos el alcohol, las estadísticas se disparan.

¿Y si sólo fumo cigarrillos electrónicos o vapeadores?

Aunque el contenido de nicotina es menor, también perjudican dientes y encías, generan llagas o úlceras bucales y garganta seca e irritada.

¿Cómo debe cuidar su boca un fumador para evitar los efectos del tabaco en la salud oral?

Dejar de fumar. Es la única forma de evitarlos. No obstante, realizar revisiones periódicas para controlar la salud y prevenir, paliar las consecuencias negativas del tabaco y tratarlas, es una opción más que recomendable, obligatoria. Llámanos y cuenta con nuestro equipo de odontólogos en Albacete, Hellín y Villarrobledo para abandonar este hábito.

El 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco, una fecha perfecta para dejar de fumar y pedirnos cita para comenzar esta etapa con una sonrisa como nueva.